¿El Futuro de los Videojuegos?, queda poco para verlo.

¿El Futuro de los Videojuegos?, queda poco para verlo.

Desde hace 13 años ha habido grandes cambios en la industria de los videojuegos. Las empresas han ido incorporando distintos métodos para obtener mayores ganancias en el menor tiempo posible (como dlc’s o el pago por jugar online), también inventan nuevos productos (como accesorios para las consolas y/o juegos) e intentan vender productos que fueron un fracaso en el pasado, pero que en el presente han evolucionado y crean expectación al consumidor (como es el caso de la realidad virtual). Todo esto provoca muchas preguntas y hace que el consumidor tenga que abrir la cartera a cada momento para poder disfrutar de un juego concreto en su totalidad y de su afición.

Hay una cosa clara que no podemos obviar y es que los videojuegos cuestan lo mismo que hace 20 años pero sin embargo, el coste de vida ha aumentado. Tiene lógica que si una empresa no incrementa el coste del videojuego, ese beneficio tenga que salir de otro lugar.

Más de una persona piensa que Microsoft está escuchando al consumidor y está haciendo las cosas muy bien con su consola XBOX One y es que quitando las cancelaciones de sus exclusivos Stormlands y Scalebound, el pasado 2017 “lo petó” en el E3 con la nueva XBOX X, anunciando retrocompatibilidad total para XBOX One y por si fuera poco, anunciando Xbox Game Pass, una subscripción mensual que te ofrece un catálogo de más de 100 juegos a elegir entre las tres generaciones de XBOX. Y si no estás contento aún, pudiendo jugar de salida sus nuevos exclusivos Sea Of Thieves, State Of Decay 2, Crackdown 3 y futuros.

Microsoft no es la primera empresa en utilizar este método de subscripción, pero se ha “subido al carro”. Origin, propiedad de Electronic Arts, fue la primera plataforma en ofrecer este servicio anunciado en 2016, un pago mensual o anual que da acceso a los títulos de la franquicia, comenzó con 12 y ya van más de 75 juegos, por un precio de 3,99€/mes. En este caso es diferente, ya que EA ofrece juegos propios y Microsoft quiere ofrecer sus exclusivos, multi-plataformas e indies, muchos más juegos por un incremento muy leve en comparación con el de EA.

Como podemos comprobar, este método se está implantando muy rápidamente y puede suponer grandes beneficios para algunos y muchos problemas para otros, ya que recordemos que aunque puedas jugar a los juegos en su totalidad una vez los descargas, nunca pasarán a ser de tu propiedad, digamos que es un alquiler y si deciden quitar el juego pase el tiempo que pase, no podrás volver a jugarlo, excepto lo compres, que por si no lo hemos comentado, al contratar este servicio dispondrás de un 20% de descuento en los juegos que compres.

Para un consumidor ocasional y/o “devorador” de videojuegos, este método puede venir genial, ya que por poco dinero al mes, hay muchas opciones donde elegir y lo más importante, inviertes el tiempo que tú quieras en ello. A día de hoy un juego de salida suele costar 60€, contratando este servicio durante un año, equivale a dos juegos de salida y si contamos solamente los exclusivos, con que Microsoft saque 2 juegos al año, el servicio lo has amortizado…

Por el contrario, este método puede perjudicar muchísimo a los compradores más clásicos, ya que puede causar que los juegos físicos desaparezcan, que se incremente su coste porque vendan menos las tiendas/distribuidoras o no puedan jugar a juegos por que sean exclusivos de la subscripción para atraer a más gente. Todo esto son conjeturas, pero que pueden llegar a ser una realidad dependiendo del éxito que coseche esta nueva forma de consumo de videojuegos, de si la competencia sigue este método y al final de los consumidores, ya que si

ven con buenos ojos que todo funcione por la nube y se quedan exclusivamente con esto, harán que suceda más rápidamente el cambio.

Todo lo mencionado puede conllevar impactos muy negativos para distribuidoras y tiendas dedicadas a los videojuegos, ya que si hay menos venta habrá menos beneficios y por lo tanto prescindirán de trabajadores y/o incluso podría cerrar el establecimiento. Se ha dado ya el caso de que una tienda Gameware se ha puesto en pie de guerra y ha comunicado que deja de vender las consolas (hardware) de Microsoft, no ven correcto que la venta de consolas no les de beneficio y que el poco beneficio que les dan los videojuegos, se lo quieran quitar con este servicio "si quieres hacer negocios en solitario, deberías hacer el negocio por tu cuenta".

Sony y Nintendo seguro están muy atentos a los beneficios que obtenga Microsoft para copiar el método e implantarlo en su plataforma. Pero el tiempo corre y todo apunta a que el futuro nos espera en “la nube”.

Apple dio un empujón a la industria musical ofreciendo un servicio único en su momento, Netflix dio otro empujón a las series y películas. ¿Microsoft hará lo mismo con la industria de los videojuegos?, seguro lo veremos dentro de poco...

Y mientras esperamos, seguiremos disfrutando de los videojuegos.

Todos los comentarios

Deja una respuesta